Ultimas Entradas

martes, 17 de noviembre de 2015

TODO ESTA RELACIONADO: BENJAMÍN FRANKLIN, El CLUB DEL FUEGO INFERNAL, LA MASONERÍA Y LOS ILLUMINATI

BENJAMÍN FRANKLIN, El CLUB DEL FUEGO INFERNAL, LA MASONERÍA Y LOS ILLUMINATI


“No importa lo que es verdad. Sólo cuenta lo que la gente cree que es la verdad”.
(Paul Watson, cofundador de Greenpeace)


Los intereses esotéricos y ocultistas de los fundadores de Estados Unidos, siempre han estado condicionados por sociedades “secretas” o “discretas”, que son organizaciones que requieren de sus miembros ocultar ciertas actividades, como los ritos de iniciación para los candidatos, o los objetivos de la misma; mediante un sistema de “moralidad” esotérico y ocultista, velado en alegoría e ilustrado por símbolos.

Benjamín Franklin, fue uno de estos padres fundadores de esta nación norteamericana, político, científico e inventor.

El inventor del pararrayos y de otros útiles artefactos, “honesto”, eficiente hombre público y destacado artífice de la independencia de los Estados Unidos, Benjamín Franklin fue acaso el personaje más querido de su tiempo en su país y el único americano de la época colonial británica que alcanzó fama y notoriedad en Europa.

Benjamín Franklin, gran maestre de la logia de Pensilvania tenía estrechos vínculos con la masonería europea, que conducía la Revolución Francesa (1789).

Algunos historiadores, al describir las últimas décadas del siglo XVIII hablan de la Revolución del Atlántico, para describir los procesos, dirigidos por la masonería, lo que llevó a la revolución americana y la francesa.

Hasta aquí, pareciese que no hay nada nuevo; pero hay ciertos detalles y cuestiones, que nos darían a dar a entender, que la vida de Benjamín Franklin, y porque no, de muchos otros personajes con igual tipo de “gusto” esotérico, toma rumbos más siniestros.


Y es así, como podemos ver a un Benjamín Franklin, asistiendo al Club Del Fuego Infernal (Hellfire Club), que para los escépticos en el esoterismo, nos explican, que era una sociedad elitista hedonista de la Inglaterra del siglo XVIII, y que solo consistía en reuniones de tertulia y bohemia de los más adinerados de la época, en cuyas reuniones, las elites ,tenían espacio para el “ocio”, el licor en exceso, discursos y “travesuras” de carácter sexual, donde todos los miembros de la sociedad tenían afiliaciones políticas y de poder, en donde el chisme político se intercambiaba entre los miembros, así como favores (no se parece mucho esto a la disculpa del Bohemian Grove?).

El moderno club del fuego infernal: el Bohemian Grove

Como podemos ver, las cosas no han cambiado mucho desde esa época, sigue ese gusto de la elite, de “beber” de amplias y diversas fuentes esotéricas al mismo tiempo; y que no se conforman, solo con sus sociedades ocultistas, si no, que requieren además de un sitio especial, para realizar sus ritos de magia sexual y sacrificial. 

El Club Del Fuego Infernal

En primer lugar, el fundador del primer club del fuego infernal, fue el reputado Felipe, duque de Wharton, Gran Maestre de Inglaterra entre el 1722-1723; y en Dublín, Richard Parsons, primer conde de Rosse, Gran Maestre de Irlanda, en 1725 y 1730.

Siguiendo esta línea, a finales del siglo 18, Sir Francis Dashwood organizó un grupo de élite de los Lores ingleses y otras élites para beber y tener “libertad” en Inglaterra.

Además de ser un político, Sir Francis Dashwood estableció un club privado que más tarde llegó a ser conocido como el Club del Fuego Infernal. El club se convirtió en el patio de recreo de "personas de calidad", que incluía miembros de la aristocracia británica, políticos y otros miembros de la élite de la sociedad, incluyendo a William Hogarth, John Wilkes, Thomas Potter y John Montagu, el cuarto conde de Sandwich y Benjamin Franklin que era un amigo cercano de Dashwood.

El grupo se reunía, originalmente, en tabernas públicas y pero luego se reunieron en la mansión de Darshwood (por primera vez en la noche de Walpurgis de 1752), en West Wycombe, por lo que el club también recibió como nombres: Brotherhood of St. Francis of Wycombe (La Hermandad de San Francisco de Wycombe) y Order of Knights of West Wycombe (La Orden de los Caballeros de West Wycombe).

Mansión de Darshwood

Durante 1748 y 1754 Sir Francis Dashwood construyó una serie de túneles y cuevas que atraviesan el valle donde está localizada la mansión Dashwood, situada en West Wycombe, a una hora en automóvil al noroeste de Londres.

Dashwood restauró una antigua torre normanda en la cima de la colina y la convirtió en una iglesia, con su punta rematada con una gran esfera dorada. Esta iglesia, de apariencia bastante cristiana, está situada 300 metros por encima de “Templo Interior” construido en las cavernas, y poco después de mudarse sus reuniones a este sitio, se hicieron los monjes o frailes de Medmenham.

Entrada a las cavernas del “Club Del Fuego Infernal”

La entrada a los Túneles Hellfire Club en la noche. Nota cráneo de mal gusto en el centro de la fotografía.

Las cuevas se extienden 400 metros bajo tierra, corriendo profundamente en la ladera por encima del pueblo de West Wycombe y directamente debajo de la iglesia de San Lorenzo y el Mausoleo. Las cámaras individuales están conectados por una serie de túneles y pasadizos estrechos, lo que lleva a los visitantes desde el hall de entrada, a la Cámara del Steward y Cueva de Whitehead, a través del Círculo de lord Sandwich, Cueva de Franklin, el Salón de banquetes (supuestamente la mayor caverna artificial en del mundo), el Triángulo, a la Cueva de los mineros; y, finalmente, a través de un nombre de río subterráneo de la laguna Estigia, el Templo Interior, donde se celebraban las reuniones del Club Fuego Infernal, y que se dice que se encuentran justo debajo de la iglesia de San Lorenzo.

Disposición de las cavernas del Club Del Fuego Infernal



1. Entrada

2. Tienda de Herramientas 

3. Cueva de Whitehead

3. Círculo de Lord Sandwich 

4. Cueva de Franklin

5. Cueva de los niños

6. Salón de banquetes

7. Cueva del minero

8. Triangulo

9. Río Estigia

10. Templo Interior

El Simbolismo Del Club

El club estaba decorado con temas mitológicos, símbolos fálicos y otros elementos de naturaleza sexual, el lema "voudras Que fait ce, o" haz lo que tú quieras "(no sé porque me acuerda de Alisteir Crowley) se colocó por encima de un umbral en vidrieras.

Estatua de Harpócrates

Se hizo hincapié en la doctrina del silencio en el Club del Fuego Infernal, Dashwood conocedor del ocultismo, recreo un ambiente egipcio-greco-romano antiguo para el club. 

El visitante a Medmenham fue recibido por una estatua de Harpócrates, así como de su equivalente femenino, la diosa Angerona. Ellos parecen estar ahí para recordar a los miembros que están obligados a guardar silencio sobre lo que sucede en su interior.

Los Misteriosos 22 Pasos - Una pista de los secretos del Hellfire Club y cuevas o simplemente un enigma para confundir a los inocentes? Algunos investigadores creen que marca el inicio de una ruta oculta a una serie de cámaras secretas

Como siempre y como es previsible en esta elite ocultista, la numerología y los acertijos.

A lo largo del paso entre un círculo y la Cueva de Franklin usted descubrirá los números romanos XXII profundamente grabados en la pared. Nadie sabe con certeza por qué fueron talladas en este punto y se han propuesto varias explicaciones. 

La más interesante es que marca un punto de partida hacia un túnel no revelado, que conduce a las cuevas y pasajes ocultos que contienen los verdaderos secretos de los frailes de San Francisco. 

Nuevo techo hecha de hormigón armado y obra nueva de yeso.

Parrilla en el techo en uno de los túneles. ¿A dónde conducen?

Las recientes reformas a la pared de las cuevas - una cámara sellada o reparaciones?

Una sección de sellada o alcoba?










Caras y demonios labrados en las rocas de las cavernas del Club

Quizás estas caras poco amigables labradas en la roca, sean la marca de los “canteros” que ritualizaron estas cavernas, y que reflejen las verdaderas intenciones de su ser. 

Algo muy curioso (como siempre “coincidencial”), es que el complejo construido por Dashwood, coincide en una zona de alta presencia templaría, y esto lo demuestra, la gran cantidad de castillos e iglesias de influencia del temple en la zona.

Las reuniones tenían en el Green Man Inn, brazo derecho del pentáculo

Esquema de todos los monumentos templarios de la zona y su geometría sagrada

Si usted, todavía no está convencido de la relación de este club con el ocultismo, le mostrare la relación del Club del Fuego Infernal, y su relación directa con los illuminati de Baviera.

Sir Francis Dashwood y los Illuminati De Baviera


Para nadie es un secreto que Adam Weishaupt fue el fundador de los Illuminati de Baviera, el 1 de mayo de 1776, con el apoyo financiero de la Casa de los Rothschild.

Lo que casi nadie comenta, es que también preparo un consejo interno en torno a la estructura de estrella de cinco puntas. Este consejo interno compuesto por cinco hombres: el amigo de Weishaupt, Kolmer, Sir Francis Dashwood (si, el del Club del fuego infernal), Alphonse Donatién de Sade (de la que deriva la palabra "sadismo"), Meyer Amschel Rothschild (fundador de la casa bancaria de gran alcance) y el propio Weishaupt .

Otros miembros notables fueron el concejal Xavier von Zwack, Dietrich (alcalde de Estrasburgo), Barón Thomas Baso, Canon Hertel, barón William von Busche, Marqués Saint Germain de Constanzo, duque Fernando de Brunswick, el duque Ernesto de Gotha, y el autor Johann W Goethe . Mientras tanto, Weishaupt creó trece grados de iniciación en su”Club” Illuminati y el personal clave se encontraba en los nueve primeros grados. 

Estas personas se convirtieron en miembros de otras sociedades secretas, no sólo a los masones, ellos se hicieron cargo y los utilizaron para desestabilizar naciones y acelerar el Nuevo Orden Mundial, fomentando el caos controlado. 

Ellos están acusados de haber hecho lo mismo dentro de los gobiernos, la banca, el comercio, los militares y los medios de comunicación, acogiendo muchos ocultistas poderosos y hechiceros en sus filas más altas, llegó a infiltrarse en secreto en los púlpitos, sesiones, comisiones y otros cargos de liderazgo en las principales iglesias.

Los “esqueletos” de Benjamín Franklin


Todo esto, podría pasar inarvertido, como una simple casualidad, hasta el 11 de febrero de 1998, cuando macabro descubrimiento acabo de teñir con misterio la imagen de Benjamín Franklin.

Cuando un grupo de obreros de la constructora Sindalls, que trabaja en la remodelación del edificio que fue su hogar londinense durante 18 años, encontró dentro de sus muros una enorme cantidad de restos humanos. El hallazgo (tres cráneos, huesos de cinco manos, costillas y caderas) tuvo lugar en los primeros días de enero en el sótano del inmueble de cuatro pisos, ubicado en el 36 de Craven Street, cerca de Trafalgar Square.

Casa de Benjamín Franklin en Londres

En un primer momento se creyó que podía tratarse de crímenes en serie perpetrados recientemente, pero expertos forenses de Scotland Yard llegaron a la conclusión de que se trata de personas fallecidas "hace poco más de 200 años, probablemente entre 230 y 240 años". Esto parece coincidir con el período en el que Franklin habitó esa mansión de estilo georgiano: desde 1757 hasta 1775. Un año más tarde se dirigiría a Francia para tomar el cargo de embajador de los Estados Unidos, con el cual negoció el Tratado de París, que consolidó en nivel internacional la emancipación de su país.

Pero como era de prever, la coartada no se dejó esperar; Hilaire Dubourcq, presidente de la Sociedad de Amigos de la Casa de Franklin, responsable de la restauración para convertirla en un museo, dijo que está convencido de la inocencia del prócer. "La teoría que nosotros tenemos es que fueron colocados allí por un joven amigo de Franklin, el brillante médico William Hewson, probablemente después de haberlos diseccionado para probar sus revolucionarias técnicas de cirugía", señaló.


Solo queda decir, que está en usted que compare e investigue la evidencia expuesta, en el presente post; pero en la realidad, y a mi parecer, la clase de ocultismo practicado por Benjamín Franklin, el satanismo del Club del fuego Infernal, su relación con la masonería y las “elites” de poder a quedado demostrada.

Fuentes:

www.holygrail-church.fsnet.co.uk

www.templarmechanics.com

www.landofthenotsofree.blogspot.com.co

www.aquiziam.com

www.blather.net

www.ancient-origins.net

www.conspiracyarchive.com

www.henrymakow.com

www.hellfirecaves.co.uk

http://freemasonry.bcy.ca

www.lanacion.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario